Cuestión de identidad

La identidad, una sustancia tan relativa al ser humano como a la sociedad. De tal manera podríamos decir que es tan innata como buscada por ellos. Sería innata como perteneciente a un lugar, y buscada para hallar ese sentimiento de pertenencia tan deseado. Entrando aquí en esa división fronteriza, territorial, o de pertenencia entre ese nosotros/ellos.

Tomando como ejemplo la semiosfera diríamos que lo que se encuentra dentro de ella (nosotros) quiere diferenciarse de lo de fuera (ellos), y viceversa. Los medios que utilizarán para ello serán los propios de su territorio: su idioma, sus trajes, sus comidas, sus costumbres, sus horarios, etc. En definitiva, el patrimonio cultural que tiene como sociedad.

Robert Sack hablaba del concepto de territorialidad como “el intento de un individuo o grupo de afectar, influir o controlar gente, elementos y sus relaciones, delimitando y ejerciendo un control sobre un área geográfica.” Echando la vista atrás comprobaremos que todos los grupos, sociedades y etnias están caracterizadas por una serie de rasgos que han tratado de conservar para diferenciarse de los demás. Sin embargo, y a pesar de que vivimos en un mundo cada vez más interconectado y globalizado donde esos rasgos diferenciadores podrían empezar a disiparse esto no termina de ocurrir; los idiomas, las costumbres, los himnos, o las banderas son ejemplos de esa rebosante -necesaria- identidad de las sociedades.

Entonces, ¿qué es la identidad? Como siempre y, buscando ese primer acercamiento significativo, podríamos recurrir a la Real Academia Española “cualidad de idéntico”, “conjuntos de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás” [2] Curiosa dualidad entre estas dos definiciones. Si algo es idéntico como puede diferenciarse de lo demás. Deberíamos hacer una división en el concepto de identidad: uno como identidad social o territorial, y otro como identidad individual.

La identidad individual iría ligada a esa percepción de la identidad filosófica, la búsqueda absoluta del uno mismo, esa lucha interna ente el ser uno mismo -y diferenciarse del otro- pero dentro de un grupo -identidad social-. Mientras que la identidad social sería aquella relativa al territorio. La identidad social necesita a la individual para existir y viceversa. Del mismo modo, podría decirse que ambas identidades están ligadas y se van creando simultáneamente.

El autor S. Hall reconoce el carácter procesual, construido y nunca acabado de la identidad, “proceso que actúa a través de la diferencia, entraña un trabajo discursivo, la marcación y ratificación de límites simbólicos. Necesita lo que queda afuera, su exterior constitutivo para consolidar el proceso, la identidad solo puede construirse de la relación con el otro, con lo que es, el afuera constitutivo.” [3]

Podemos ver de esta manera una relación dialéctica entre el concepto de identidad expresado como una manifestación relacional y de alteridad dentro del individuo y del territorio. Se dice que la identidad explica y hace referencia a las relaciones entre Estados, entre sociedades, y entre humanos, pero ¿a quién pertenece la identidad?

[1] Sack, R., el significado de territorialidad, región e historia en Méjico, 1991.
[2]Real Academia Española. Definición de identidad. Recuperado de: https://dle.rae.es/identidad
[3] Hall, S., ¿Quién necesita identidad?, S. Hall y Paul du Gay, cuestiones de identidad cultural, Buenos Aires, Amorrotu, pp. 13-39.


Ana Sánchez-Bayo

Graduada en Ciencias Políticas y con un máster en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en entornos multiculturales tanto en el ámbito público como en el privado.
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

El futuro del periodismo (I). El periodismo lento

En estos días en los que los niveles de audiencia se han convertido en la mayor de las preocupaciones de los medios de comunicación, conviene detenerse y hacer una relectura de lo que ya anticipamos en La coyuntura en el cambio de paradigma. Es conocida la profunda crisis económica, profesional […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies