Día Escolar de la No Violencia y la Paz

“Vive como si fueras a morir mañana,
aprende como si fueras a vivir para siempre”
Mahatma Gandhi

 

Esa palabra tan corta y amplia a la vez; esa sensación de tranquilidad, de bienestar, de equilibrio y de logro; esa palabra que lo dice todo, y que más que definiciones tiene iconos, símbolos y personajes adheridos; esa palabra que siempre está en boca de todos, y también en boga; esa palabra que peca de utopía a alcanzar; esa palabra…PAZ.
Están los que hablan de paz, y los que la escuchan; los que buscan la paz, y los que la luchan; los que la veneran, y los que la dudan; los que la crean, y los que la destruyen; los que la buscan, y los que la esperan, y también los que educan, los que la educan para tenerla.

El 30 de enero es el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, “la educación en y para la tolerancia, la solidaridad, la concordia, el respeto a los Derechos Humanos, la no-violencia y la paz son motivos para recordar el 30 de enero. En Día de la Paz, los centros educativos se comprometen como defensores de la paz y entendimiento entre personas de distinta procedencia y modos de pensar” [1].

Dicha fecha recuerda no sólo la importancia de la educación en el ámbito de la paz, ni la búsqueda por alcanzar ciertos objetivos, ni la concienciación, la justicia, la tolerancia, o la solidaridad, que también lo hace, este día recuerda a un defensor y promotor de dichos principios durante toda su vida; un icono, un personaje adherido a la paz, Mahatma Gandhi.

Si bien es sabido que Gandhi fue un político, abogado y pensador hindú, también es designado universalmente como pacifista debido a sus destacadas protestas en pro de la Independencia India, utilizando novedosos métodos de desobediencia civil no violenta como pudieran ser las huelgas o la predicación. Gandhi ha sido y sigue siendo un icono pacifista.

Su legado se centra en la Paz, en la Integración, en la Tolerancia y en la Solidaridad. Por ello, el Día Escolar de la No Violencia y la Paz es conmemorado el día de su aniversario.

“No hay camino para la paz: la paz es el camino”
Mahatma Gandhi.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), reconoce y conmemora este día desde 1993, en honor a Gandhi quien promovió los valores anteriormente mencionados. Este año se cumplen 28 desde su primera conmemoración; y 73 desde el asesinato de Gandhi, pero además se cumple uno más de la búsqueda, la celebración y conmemoración de la tolerancia y de la paz dentro y fuera de las aulas. Una lucha que no termina a las 23:59 del 30 de enero, una lucha que sigue diariamente y se proclama, una búsqueda incesante por la Paz, y una educación constante por la misma.

“Construir una cultura de paz implica reconocer y hacer de la escuela un espacio atractivo, acogedor, seguro, que posibilite el desarrollo de proyectos de vida de los niños, niñas y adolescentes. Un espacio donde el rol del docente empático es fundamental, de la mano del liderazgo que haga posible la concreción de un Proyecto Educativo Institucional, Asimismo, la escuela debe trabajar y garantizar la paz, esa paz que queremos para una sociedad que se gesta al igual que la democracia y el modelo de sociedad, en la escuela” [2].

La importancia de la educación radica principalmente en la educación de nuestra sociedad; una sociedad a futuro que se gesta en el presente. Una sociedad que -actualmente- cambia a velocidades inhóspitas, pero cambiar no significa echar, olvidar y tirar. Por ello, no debemos olvidar que hay que educar en valores, educar sabios para llegar a esa eudaimonia, a ese buen gobierno, a esa Politeia del siglo XXI, del XXII y de los que vengan.

La historia representa nuestra actualidad. En palabras de Walter Benjamin sobre el Ángelus Novus de Klee: “Hay un cuadro de Klee llamado Angelus Novus. En ese cuadro se representa a un ángel que parece a punto de alejarse de algo a lo que está mirando fijamente. Los ojos se le ven desorbitados, la boca abierta y las alas desplegadas. Este aspecto tendrá el ángel de la historia. Él ha vuelto el rostro hacia el pasado. Donde ante nosotros aparece una cadena de datos, él ve una única catástrofe que amontona ruina tras ruina y las va arrojando ante sus pies. Bien le gustaría detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo destrozado. Pero, soplando desde el Paraíso, la tempestad se enreda entre sus alas, y es tan fuerte que el ángel no puede cerrarlas. La tempestad lo empuja, inconteniblemente, hacia el futuro, al cual vuelve la espalda, mientras el cúmulo de ruinas ante él va creciendo hasta el cielo. Lo que llamamos progreso es justamente esta tempestad” [3]

Palabras que nos sirven igual de bien para este artículo como para cualquier situación actual, palabras que nos animan a seguir adelante con la historia en la mochila, palabras que alientan al estudio y que abogan por una tolerancia, palabras que nos hacen cuestionarnos ¿Qué me diría Gandhi hoy?

El día Escolar de la No Violencia y la Paz apuesta por un espacio de tolerancia, solidaridad y respeto a los Derechos Humanos, en resumen, apuesta por la Paz, a la par que conmemora. El 30 de enero es un día para comprometerse a una educación sostenible, pacifica y pacifista.

“Una educación inspirada en una cultura de no violencia y paz permite a nuestro alumnado adquirir conocimientos, actitudes y competencias que refuercen su desarrollo como ciudadanos globales críticos y comprometidos con sus derechos y los de otras personas.” [4]

Educar.

[1] UNICEF “Día de la Paz”, disponible en: https://www.unicef.es/educa/dias-mundiales/dia-escolar-no-violencia-paz.
[2] UNESCO, “La Escuela cómo espacio de construcción de Paz y No Violencia”, disponible en: https://es.unesco.org/news/escuela-como-espacio-construccion-paz-y-no-violencia.
[3] Círculo de Bellas Artes, Atlas Walter Benjamin “Angelus Novus”, disponible en: https://www.circulobellasartes.com/benjamin/termino.php?id=13
[4] UNICEF, “Día de la Paz”, disponible en: https://www.unicef.es/educa/dias-mundiales/dia-escolar-no-violencia-paz.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el pensamiento de Nuevo Campo Mediático. Puedes consultar las NORMAS DE PUBLICACIÓN aquí.

Ana Sánchez-Bayo

Graduada en Ciencias Políticas y con un máster en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en entornos multiculturales tanto en el ámbito público como en el privado.
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

La generación más (pre)parada de la historia

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, afirmaba hace unos días en el Foro Económico Mundial de Davos que el desempleo juvenil es “inaceptablemente alto” en nuestro país, por lo que es una “cuestión central” que presuntamente abordará durante su mandato. Recuerdo a un profesor del instituto que, en 2008, […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies