El discurso de las estrellas

“Como ves tu recuerdo no llegó nunca a abandonar del todo
los laberintos de mi memoria. Siempre quedó una voluta de tu halo junto a mí.
El reflejo de un destello de esperanza ante un posible reencuentro futuro, quién sabe dónde, quién sabe cuándo”
Alberto Sánchez-Bayo [1]

Me dijo –el silencio también es palabra– y, entonces, volví a entender que en tiempo y espacio siempre estaríamos comunicados.

Tomando las primeras líneas del texto de Jorge Lozano, que él anteriormente había tomado de Kant, “para hablar del tránsito del tiempo a la eternidad; de la ‘caída de las estrellas del cielo como una bóveda’ y del ángel del Apocalipsis proclamando ‘que ya no queda tiempo’” [2], volví a sumergirme en la cuestión de la temporalidad, de esa estrecha línea entre el presente, el pasado y el futuro; del ser y del no ser; del estar o del no estar -algo que me cuestiona si el ser y el estar pueden ser (o llegar a ser lo mismo), dependiendo de la traducción, asumo-.

El silencio aguarda el discurso del pasado. El silencio, atrae a «los hermanos de la memoria y el olvido, nacidos juntos en la antigua Grecia» [2]. La oposición de la naturaleza, la realidad misma de un lenguaje -de un silencio- innato, real.

Ya indicaba Lledó que, recordar y pensar necesitaban de tiempo y silencio, pues siendo el olvido gemelo de la memoria no va a necesitar más que esos idénticos ingredientes. Al final, todo acaba siendo lo mismo, un ejercicio de memoria -del adjetivo memor, el que recuerda-, de tiempo.

“En estos momentos, ahora mismo no nos ocupamos del fin del tiempo sino del tiempo del fin que, no siendo dioses sino hombres, sólo podemos juzgar por signos como nos enseñó el médico Alcmeón de Crotona, el mismo semiólogo que, profiriera rotundo ‘los hombres mueren no pueden anudar el principio con el fin.’”
Jorge Lozano [4]

Y puede que esa cuestión de superar al tiempo haya sido -en parte- vencida con la escritura, a través de la cual estudiamos el discurso del pasado. Por ello, quizá, el lenguaje escrito tomado como objeto de estudio semiótico sea la semiosfera perfecta entre el presente (nosotros) y el pasado (ellos) con el atemporal problema de la traducción intersemiótica (frontera) representada esta vez con el olvido y la memoria.

“’Con las letras, la memoria del alma se sostendrá en algo ajeno a ella misma, en caracteres que vienen de fuera’ (275a). Supeditados siempre a esos caracteres externos, arbitrarios, que llegan desordenadamente, caprichosamente, al ritmo que el azar imprima en cada vida, no cabe estructurar el conocimiento ni organizar el saber”
Emilio Lledó [5]

Quizás si hay algo de todo esto, de lo que sacar luz, es el destello de ‘Esa es mi Estrella’ [6] porque entre todo el universo y desde la memoria no olvidada, aunque sea desde el más altivo de los silencios, seguiremos conversando.

 

[1 y 6 ]Sánchez-Bayo, A., “Esa es mi Estrella”, pag 10. 2005. DIBBUKS, Madrid.
[2 y 4] Lozano, J., “El fin de todas las cosas”.Disponible en:  https://gescsemiotica.com/el-fin-de-todas-las-cosas-jorge-lozano/
[3 y 5] Lledó, E., “El surco del tiempo”, pag 11 y 64. 1992. Austral. España.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el pensamiento de Nuevo Campo Mediático. Puedes consultar las NORMAS DE PUBLICACIÓN aquí.

Ana Sánchez-Bayo

Graduada en Ciencias Políticas y con un máster en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en entornos multiculturales tanto en el ámbito público como en el privado.
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

El mito de la sociedad de consumo

Que asumamos en este preciso momento que la sociedad de consumo se ha erguido en un mito ganador no es nada nuevo. Dado el número de voces contrastadas que se han ido acumulando en las últimas décadas para hablar sobre esta cuestión, nuestra intención es mucho más humilde. Simplemente apuntar […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies