La crisis humanitaria de Ceuta

Luis Velasco
Jóvenes cruzando la frontera en Ceuta. Fuente: RTVE.es

La situación en Ceuta es preocupante, tremendamente delicada. Cuando comenzamos la andadura de este proyecto, Nuevo Campo Mediático, decidimos volcarnos con la problemática histórica del pueblo saharaui.
Y así lo pueden consultar en los artículos publicados en este medio.

En esos primeros pasos, realizamos una entrevista al activista saharaui, Taleb Alisalem, que posteriormente se convertiría en nuestro colaborador, donde nos relataba de cerca la situación real del Sáhara Occidental. En aquella conversación, Alisalem hablaba de ‘realpolitik’ y del funcionamiento real del mundo, de cómo países democráticos (como Francia, Estados Unidos o España) permitían a Marruecos saltarse la resolución de la ONU de reconocimiento del Sáhara Occidental como Estado soberano y el alto el fuego para iniciar una guerra; de cómo la Unión Europea ha seguido llevando a cabo relaciones comerciales con el monarca Mohamed VI; y de porqué los saharauis decidieron ir a la guerra contra Marruecos. Pero, además, Taleb Alisalem afirmaba que Marruecos tenía a España «cogida por los huevos», entre otras cosas, por la inmigración y la seguridad.

En aquellos días, aunque en los medios nacionales no se señalara, Marruecos permitió la llegada masiva de inmigrantes en patera a Canarias para presionar a España por la problemática del Sáhara Occidental. Y lo sucedido en Ceuta es calcado a aquella dramática situación, solo que esta vez sí que estamos viendo declaraciones de personas que han afirmado cruzar las fronteras con el consentimiento de la policía fronteriza marroquí.

Tras llegar 8.000 personas entre el lunes y el martes, muchas de ellas menores de edad, se están realizando devoluciones en caliente de seres humanos que tan solo buscan un porvenir. Y con todo ello, algunos de nuestros políticos se atreven a hablar de una «invasión a España», de exigir «el despliegue del ejército y la expulsión de los invasores»:

Y otros hablan de mantener «la integridad territorial de España»:

No se trata de una crisis migratoria, sino de una crisis diplomática que ha devenido en una crisis humanitaria. Y ante una situación semejante, nuestro Gobierno ha respondido con el despliegue del ejército y la devolución de estas personas a su país, muchas de ellas menores que viven una situación de exclusión y desvinculación social, obviando la legislación internacional que les otorga el derecho a la protección del Estado español en las mismas condiciones que un menor español, con independencia de su país de origen [1]. Son los llamados MENAS, que algunos partidos políticos están intentando utilizar para polemizar y sacar tajada electoral, pero que sin esa protección muchos de ellos acabarían en redes de tráfico, prostitución o explotación.

A las presiones de Marruecos (que tiene como gran aliado a Estados Unidos y que respalda su actuación de estos días), propiciadas por la acogida y la atención médica de España a Brahim Ghali, líder del Frente Polisario saharaui, se deben reaccionar con firmeza. Dar una respuesta humanitaria, esto es, aumentar la asistencia sanitaria y los recursos de asilo, porque son personas las que están cruzando las fronteras.

Esa respuesta debe ser igual de contundente reconociendo de una maldita vez la soberanía del pueblo saharaui sobre su territorio, por responsabilidad histórica, por el uso de personas como armas arrojadizas y como forma de presión y para cumplir, por fin, las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara Occidental que, sin amparo y silenciado, lleva sufriendo durante varias décadas el abandono de España y la violencia y el acoso de Marruecos.

Notas

[1] González, B. F. (2018, 2 julio). La protección jurídica de los menores inmigrantes no acompañados en España / The legal protection of separated foreign children in Spain | Flores González | Revista de Derecho Civil. Recuperado de https://www.nreg.es/ojs/index.php/RDC/article/view/281

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el pensamiento de Nuevo Campo Mediático. Puedes consultar las NORMAS DE PUBLICACIÓN aquí.

Luis Velasco

Graduado en Periodismo por la Universidad Nebrija. Como comunicador ha desarrollado sus funciones en los medios de La Voz del Tajo, Público.tv y 20 Minutos.
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

La verdad es demasiado dolorosa

Las acciones del actual rey de Marruecos Mohamed VI son clarísimamente un chantaje que un país como España no debe tolerar. Decir que España no debería tolerar el acto de felonía de un sátrapa perteneciente a la Dinastía alauí significa que la Unión Europea se tiene que manchar las manos […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies