La hembra del ser humano

Luis Velasco

Días antes de la celebración del 8 M, el Ministerio de Igualdad que encabeza Irene Montero aprobó la tramitación del Anteproyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, una reforma que pretende responder a una demanda social que se originó tras la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra de 20 de marzo de 2018. En ella, se condenaba a los miembros del grupo denominado ‘La Manada’ por cometer cinco delitos continuados de abuso sexual con prevalimiento, y no como autores de cinco delitos de violación.

En este anteproyecto se incluyen 13 reformas que en su conjunto han generado mucho malestar entre el movimiento feminista, especialmente por la sustitución de la etiqueta sexo por la de género, entendida como identidad o categoría humana que va cambiando por las experiencias vitales.

Lo anterior se traduce en que todo ser humano que se considere mujer en base a sus sentimientos y a las construcciones sociales de lo que representa ser mujer en la sociedad, es considerada como mujer ante la ley. Es decir, que cualquier persona puede ser conceptuada como mujer. Se elimina al sexo como realidad material biológica y, en consecuencia, se introduce al género como una identidad.  Y esto choca frontalmente con la teoría política feminista, que ha encontrado en las corrientes como la teoría queer discursos poderosos que rivalizan con su lucha.

Sintetizando el origen del conflicto entre el anteproyecto de ley, la teoría queer y el feminismo, hay que partir de la base de qué es cada corriente y qué entienden por sexo y género respectivamente.

El feminismo tiene como sujeto a la mujer, definida por su sexo biológico como la hembra del ser humano y niega, además, al género por ser el vehículo opresor patriarcal. Por tanto, el feminismo entiende por sexo la realidad material biológica entre macho y hembra, cuyas principales diferencias son físicas, y percibe al género como un conjunto de roles, normas o estereotipos atribuidas a cada uno de los sexos.

La teoría queer niega que el sexo sea la definición de mujer y, por ende, el carácter opresor del género. Percibe al sexo y al género como categorías humanas o construcciones culturales y sociales que dependen de cómo se sienta la persona en cada momento y de su evolución; y niegan el sistema que establece los roles sociales porque consideran que existe un contexto en el que cohabitan individuos plurales y diversos.

Y aquí viene una de las principales alegaciones del movimiento feminista al anteproyecto de ley [1]. En el plan del Gobierno no se conceptualiza a los géneros como instrumentos de opresión, sino como identidades mutables al gusto y al derecho de cada persona. No es el sexo la principal definición de una persona, sino que ésta radica en los sentimientos inverificables de cada individuo que están sujetos a una sensación personal cambiante.

El feminismo defiende la igualdad entre los sexos, es decir, que machos y hembras tengan las mismas libertades y los mismos derechos; y combate las desigualdades del sistema patriarcal que establece la subordinación de la mujer, como género, al hombre por el simple hecho de ser mujer.

Y es por lo que cuestiona a teorías como la queer, porque introducen un discurso que destruye esa lucha de igualdad entre los sexos, porque niegan la materialidad biológica y la relegan a una decisión subjetiva y echan por tierra toda la lucha histórica feminista.

Para la teoría queer, el género es una identidad deseable, y el feminismo no solo se contrapone a tal definición, sino que lucha por la abolición del género. Ser mujer no es una necesidad o un deseo para satisfacer, sino una condición de desigualdad marcada por su realidad biológica material cuya estructura pertenece a una ideología que defiende la superioridad del hombre y que, en consecuencia, reproduce la jerarquía patriarcal.

El feminismo no va en contra de las personas que se sientan mujer y no es incompatible con la denuncia y la reivindicación de las desigualdades del colectivo trans, como algunos insisten en señalar, sino que se erige como un colectivo diferente con una lucha particular que opera en un marco diferente. Un hombre con barba que se siente mujer no sufre por ello la vejación, la desigualdad y la subordinación de la mujer con respecto al hombre impuesta en la sociedad, sino que se enfrenta a un tipo de lucha diferente.

Porque si la ley no contempla la realidad material biológica de la mujer, ¿ qué se considera como tal ? Si ser mujer no depende en gran medida del sexo biológico, como sugiere la teoría queer, sólo podría ser conceptuada a través de su género, que es un estereotipo impuesto por la sociedad que relega a la mujer a una posición subordinada al hombre, y puede convertir al género en una identidad de libre elección que, en consecuencia, puede invisibilizar la jerarquía real intersexual y convertirse en un modelo social legítimo que reproduce y aumenta las desigualdades entre los sexos.

Nota

[1] Alianza contra el Borrado de las Mujeres (2020). ‘Alegaciones al Anteproyecto Ley Orgánica de Garantía del Derecho a la Libertad Sexual’. Obtenido de: https://mcusercontent.com/55e31d757fa3b1b6a4c4c02d6/files/2737c5c5-89dd-4c04-a321-d170fe1a1524/Alegaciones.pdf


Luis Velasco

Graduado en Periodismo por la Universidad Nebrija. Como comunicador ha desarrollado sus funciones en los medios de La Voz del Tajo, Público.tv y 20 Minutos.
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

Un elefante en la habitación

El problema global se denomina neoliberalismo y se ha conformado como un elefante en la habitación. Es conmovedor observar los diletantes esfuerzos internacionales que ha ido granjeando la razón del capitalismo contemporáneo para mostrarse amable y  dominar sus deseos de seguir pulverizando el mundo de la vida. El orden internacional […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies