La máscara como objeto

Si tomamos la cultura como la información no hereditaria de las sociedades que mostraba Lotman veremos cómo es el objeto semiótico por excelencia y podríamos resumir que cualquier sustancia relativa a ella es un objeto semiótico a estudiar. Como nos enseña Roland Barthes, cualquier texto capaz de significar será objeto de estudio lingüístico, por otro lado, Rastier concluirá que “dentro de una concepción no totalizadora de la sociedad y de la lengua, puede describirse el espacio de las normas, eminentemente histórico y variable, donde nada es absoluto ni originante y donde toda magnitud resulta de un proceso de interpretación” [1]. Por tanto, todo lo que se encuentra dentro de la semiosfera de la cultura, es un texto semiótico que descodificar.

La moda, entendida como lo fashion, es común a todas las épocas y a todas las sociedades. La moda está presente desde el inicio de las sociedades. Desde el comienzo el ser humano ha realizado la acción de taparse, vestirse; para mostrar, esconder, o diferenciarse. De esta manera los trajes han participado y ayudado en la elaboración de una identidad, tanto social como individual, dejando ver a la moda como la gran comunicadora que es.

Citando a Jorge Lozano “la moda es siempre semiótica, transformando lo insignificante en significativo. El vestido es un texto que se dirige a alguien; por eso es fundamental el punto de vista del observador” [2]. Sin embargo, y a pesar de la existencia de la misma, no podemos citar un único significado de ella debido a su constante evolución.
La moda ha sido definida de múltiples y diversas formas dejándonos clara su influencia en la sociedad. Simmel nos muestra, en su libro ‘Filosofía de la moda’, esta innata relación entre ambas “combate entre socialismo e individualismo; siempre se trata de una y misma dualidad que a la postre se revela en las imágenes biológicas de la oposición entre herencia y evolución.” [3].

Si tomamos la máscara como objeto de estudio y buscamos rápidamente su significado encontraremos lo siguiente en la Real Academia Española: “figura que representa un rostro humano, de animal o puramente imaginario, con la que una persona puede cubrirse la cara para no ser reconocida, tomar el aspecto de otra o practicar ciertas actividades escénicas o rituales” [4]. Podemos observar cómo la máscara es una de las grandes dimensiones semióticas. Su importancia radica en su juego, en su capacidad de mostrar y al mismo tiempo esconder. Viendo en la máscara un artificio a través del cual el emisor juega con el misterio.

La máscara juega con la verdad, la mentira, el secreto y el parecer, así como con sus contrarios. Ya se cuestionó Nietzsche qué habría detrás de una máscara sino otra. La máscara como objeto de rito, de celebración, de poder; o como objeto quirúrgico, de trabajo, o de obra, nos muestra y nos esconde. Concluyendo con que la máscara juega en su misterio, dotando de importancia a la información dada por el emisor, así como a la codificada por el receptor.

Notas

[1] Rastier, F. “Conocer y significar”, Grupo Gesc, pág. 11. Recuperado de: https://gescsemiotica.com/wp-content/uploads/2019/08/%E2%80%9CConocer-y-significar%E2%80%9D-Franc%CC%A7ois-Rastier.pdf

[2] Lozano, J. “Cultura y explosión en la obra de Yuri Lotman”, Universidad Complutense de Madrid. Recuperado de: https://webs.ucm.es/info/especulo/numero11/lotman2.html

[3] Simmel, G. (2014), “Filosofía de la moda”. Editorial Casimiro, Madrid.

[4] Real Academia Española. Definición de máscara. Recuperado de: https://dle.rae.es/m%C3%A1scara


Ana Sánchez-Bayo

Graduada en Ciencias Políticas y con un máster en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en entornos multiculturales tanto en el ámbito público como en el privado.
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

Crónica anunciada de la muerte de un imperio

  La victoria electoral de Trump el 8 de noviembre de 2016, la verborrea segregacionista ejecutada en los planes que se consumarían con la construcción del muro fronterizo entre los Estados Unidos y México, la crueldad de las políticas de deportación, la negación del cambio climático, y la iniciativa cumplida […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies