Las enseñanzas del hielo

Será por la primera imagen del mes de enero del calendario Survival 2022 “We, The People» que me obsequió una querida amiga, o por estos gélidos fríos invernales del centro peninsular propios de estas fechas; por lo que he estado investigando un poco sobre los pueblos indígenas inuit, más conocidos como esquimales -considerada esta palabra en Canadá como despectiva y racista-, que habitan en las regiones árticas de América del Norte.

Mujer inuit salta sobre una grieta entre témpanos de hielo con el perro. Fuente: Stef.leuven en Flickr.

La palabra inuit significa «la gente». Estos grupos de personas que habitan en el Ártico son considerados como gentes amables, tranquilos, risueños y tímidos. Con una moral basada en la generosidad y la comunidad, sin más leyes que las de la experiencia transmitida por la costumbre.

En la fotografía del calendario [1] se puede apreciar una escultura que es muy común a lo largo del Círculo Polar Ártico, las llamadas Inukshuk [2]. Estas se realizan con piedras sin pulir y son consideradas verdaderos monumentos, que ofrecen un buen augurio para el que se la encuentra en el camino. Además, tienen una utilidad fundamental en estos entornos helados y solitarios: sirven para orientar al caminante. De hecho, la palabra Inukshuk se puede traducir como algo así a que “vas por buen camino” o “alguien ha estado aquí”. Algunas también son colocadas en lugares específicos donde se cree que se concentra una gran energía espiritual o un espíritu inuit. Hay que recordar que estos pueblos indígenas tienen la creencia de que todos los seres, objetos y fenómenos de la naturaleza tienen un alma o principio vital. A esto se le denomina animismo, dotar de consciencia a todo lo que nos rodea.

Si lo pensamos más detenidamente, estos montículos en piedra también vienen a indicar la importancia de un equilibrio inteligente y habilidoso, para poder erguirse sin cemento. Principio vital muy importante para la cultura de los pueblos indígenas de la región del Ártico en Norteamérica, debido fundamentalmente a las condiciones climatológicas tan extremas que habitan. Del mismo modo, por ejemplo, la no violencia es un principio imprescindible para muchos pueblos originarios del planeta; entre ellos los inuit improvisan canciones y poesías para solucionar sus conflictos sin recurrir a la violencia física [3].

El antropólogo cultural Francesc Bailón es investigador experto en cultura inuit [4], viajó por primera vez a Groenlandia en 2002, centrando su investigación fundamentalmente en el territorio de Kalaallit Nunaat (Groenlandia). Para Bailón los inuit son el ser humano en su estado más puro. Estos pueblos se establecen de manera que todos se ayudan entre todos, siendo el compartir base fundamental de esta organización. Considera además que los inuit están demostrando que se puede vivir a caballo entre el mundo tradicional y el moderno, en perfecto equilibrio y armonía con la naturaleza. No obstante, reconoce que no todos los inuit han sabido preservar este equilibrio. Muchos se han dejado llevar por la industrialización y la globalización propios de nuestras sociedades occidentalizadas, posmodernas y neoliberales.

Bailón destaca tres enseñanzas fundamentales que aprendió conviviendo con estos pueblos. La humildad, entender la naturaleza y respetarla ya que esta nos está dando señales constantemente lo cual nos permite adaptarnos, no pasarla por encima ni destruirla. Sin embargo, ¿nuestros oídos occidentalizados serían capaces de escucharla? ¿creemos realmente en esto? La tercera enseñanza que destaca Bailón es la amistad de una forma muy limpia y clara, así como la nieve. Una de las máximas de estos pueblos es ayudar y respetar a los demás, sin estar en superioridad con el otro.

Como ocurre con muchos otros pueblos aborígenes del planeta, que dependen del contacto directo con la naturaleza en sus modos de vida, existen dos aspectos que ya están condicionando sus vidas: el calentamiento global y la contaminación medioambiental. Esto está afectando a su cultura y, por tanto, a su paso por la vida y a su identificación con todo lo que les rodea, visible o no visible.

Como dijo la líder espiritual inuit Angaangaq: “¡Derretid el hielo en vuestros corazones, pues
mientras no aprendáis a derretir el hielo en vuestros corazones, el mundo no cambiará!” [5].

Notas:
[1] Fotografía de Guillaume Beaudoin en Survival Calendar 2022 – imagen de enero.
https://shop.survivalinternational.org/products/new-we-the-people-2022-calendar

[2] ¿Qué son los inukshuk? https://www.diariodelviajero.com/america/que-son-los-inukshuk

[3] Bowra, Cécil Maurice (1984) Poesía y canto primitivo. Antoni Bosch editor, Barcelona.

[4] Documental: “La sonrisa del Sol” https://www.youtube.com/watch?v=cnPjIyJk2Bc

  • Bailón Trueba, Francesc (2021) Los poetas del Ártico. Historias de Groenlandia. Editorial New
    Publisher.
  • (2021) Los inuit. Cazadores del Gran Norte. Editorial New Publisher.

[5] Quarch, Angaangaq Christoph (2011) Escucha la voz del hielo: la magia de la sabiduría
ancestral de lo inuit. Editorial Urano, Madrid.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el pensamiento de Nuevo Campo Mediático. Puedes consultar las NORMAS DE PUBLICACIÓN aquí.


Ana Fernández Martín

Doctora en Investigación en Humanidades, Artes y Educación por la UCLM con especialización en Antropología y cuestiones de género. Máster oficial de Antropología Aplicada: entre la diversidad y la globalización en la UCLM. Diplomada en Educación Social por la UCLM. Beca Iberoamericana en la BUAP de Puebla, México en la Licenciatura de Antropología Social. Estancia de cinco años en Puebla, México, desarrollando nociones en artes escénicas y estudios culturales y tradicionales de la cultura mexicana.
Comparte este artículo

2 thoughts on “Las enseñanzas del hielo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

Desenmascarar

Son quizás estos versos de Mercedes Sosa junto al aprendizaje semiótico de que todo lo que transfiere la frontera regresa reconvertido, lo que haya vuelto a poner encima de la mesa la máscara como objeto de estudio. Si bien es cierto que llevamos casi dos años con la mascarilla como […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies