Libertad condicionada

Libre y libertad. Nombres de valor incalculable y de deseo constante; conceptos a alcanzar; significaciones a valorar. Son muchas las veces que nos preguntamos por la libertad e incalculables veces las que la anhelamos. Sin embargo, ¿ qué es exactamente la libertad?; ¿y el ser libre? ¿A qué nos referimos cuándo hablamos de esa ansiada libertad de expresión o de movimiento?; ¿es esa libertad tan libre como se nos presenta en los discursos históricos?

«Être libre pour la liberté
signifie avant tout être délivré,
non seulement de la peur, mais
aussi du besoin»
(Hannah Arendt) [1]

Cada palabra con su significación y cada código con su traducción. Ha de tenerse en cuenta que cada palabra aún teniendo una etimología propia conlleva varios significados, positivos y negativos; concepciones tan complementarias como opuestas. La palabra está socialmente asociada al periodo en el que se la trabaja, en que se la habla.

La libertad y el ser libre, como uno de los grandes objetivos a alcanzar, han sido cuestionados y estudiados a lo largo de la historia. Podemos ver cómo la libertad proviene del latín libertas, lo cual evoca una condición; libertad dentro de un pueblo, de sus condiciones y de sus valores. Un verdadero oxímoron: libertad condicionada.

Leyendo el texto “La liberté d’être libre” [2] podemos llegar a la idea de que la libertad es constituida en la medida en que vivimos y que el ser libre se relaciona con nuestra manera de vivir, concluyendo en que la libertad es un concepto social, socialmente aceptado y socialmente en cambio. La libertad de nuestra historia y de nuestros pueblos se ha ido constituyendo en los avances revolucionarios, en los cambios políticos, económicos y tecnológicos.

Hannah Arendt dice que: “les révolutions sont devenues les événements les plus significatifs et les plus fréquents» [3] y Condorcet añade que: «le mot « revolutionnaire » ne s’applique qu’aux révolutions qui ont la liberté pour objet» [4]. Por ello podemos decir que las revoluciones como movimientos de cambio sociales modifican nuestra libertad, siendo la liberación de facto una condición de la libertad. Sin embargo, “les libertés au sens des droits civiques sont le résultat d’une libération, mais elles ne sont en aucun cas le contenu réel de la liberté, dont l’essence est l’admission dans le domaine public et l’autorisation à participer aux affaires publiques.» [6]

La libertad individual se entiende dentro de una libertad social y cívica, como decía Aristóteles el ser humano es un ser político que vive y se entiende en comunidad, pero lo más importante es que el ser humano se entienda en libertad.

[1] Hannah Arendt., “La liberté d’être libre”, Payot, París, 2019. Pag. 9.
Traducción propia: “Ser libre para la libertad, significa sobre todo ser entregado, no sólo el miedo, sino también la necesidad.”
[2] Hannah Arendt., “La liberté d’être libre”, Payot, París, 2019.
Traducción propia: “La libertad de ser libres”
[3] Hannah Arendt., “La liberté d’être libre”, Payot, París, 2019. Pag. 22
Traducción propia: “las revoluciones se han convertido en los eventos más significativos y los más frecuentes.”
[4] Hannah Arendt., “La liberté d’être libre”, Payot, París, 2019. Pag. 26
Traducción propia: “La palabra revolucionario solo se aplica a las revoluciones cuya razón es la libertad.”
[5] Hannah Arendt., “La liberté d’être libre”, Payot, París, 2019. Pag. 35-36
Traducción propia: “Las libertades en el sentido de los derechos cívicos son el resultado de una liberación pero de ninguna forma son el contenido real de la libertad, cuya esencia es la admisión en el dominio público y el derecho a participar en la vida pública.”


Ana Sánchez-Bayo

Graduada en Ciencias Políticas y con un máster en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en entornos multiculturales tanto en el ámbito público como en el privado.
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

El Anticristo os desea Feliz Navidad

Isabel Díaz Ayuso: “[…] Dios se hizo hombre, por eso desde el cristianismo, nuestra cultura, celebra el hecho mismo de ser humanos. Esto nos recuerda, que necesitar y necesitarnos, nos hace verdaderamente humanos. En el mundo, lo que en otros tiempos era cristiandad, hoy lo llamamos Occidente a diferencia de […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies