Lo intempestivo

Moda: Madame Morte, madame Morte
Moda: Io sono la Moda. Mia Sorella.
Morte: Mia sorella?
Moda: Sí: non ti Ricordi che tutte e due siamo nate della Caducità?
G. Leopardi, Dialogo della moda e della morte

 

Significativos versos para comenzar, sin duda, este homenaje. Palabras concisas y exactas que demuestran, sino resumen, el comienzo de una andadura semiótica, la mía. No en vano, y como primera imagen reproducida, la ‘Medusa’ de Botticelli ha sido personalmente representada no hace más de una semana, y no por su cautiva imagen o historia, sino por su inexplicable fugacidad.

Poniendo especial hincapié y, siempre, recordando la importancia de los pronombres. Son tus palabras, textos y enseñanzas el recuerdo que viajará siempre con nosotros.  Supongo que ahora viajas en esa leve frontera lotmaniana entre el nosotros y ellos, o simplemente -y quizás- estés siendo el secreto de ese ser y parecer [1] Pues como -no hace mucho- exponías «en el conjunto de las preposiciones en español, (…) hay una que, me arriesgo a decir, ocupa un papel especialmente relevante en las definiciones de la situación actual. Me refiero a entre, que independientemente de los distintos significados que puedan adoptar ‘denota la situación o estado en medio de dos o más cosas o acciones»[2] y no hay duda de que en medio de esta situación estás ENTRE el todo. Un todo infinito que -como cuando citabas a Leopardi [3]- representa la manifestación del espacio e indican la existencia de algo.

 

Sempre caro mi fu quest’ermo colle
E questa siepe, che da tanta parte
Dell’ultimo orizzonte il guardo esclude.
Ma sedento e mirando, interminati
Spzi di là da quella, e sovrumani
Silenzi, e profondissima quiette.”
G. Leopardi, l’infinito

 

Y tras el infinito la metáfora del laberinto que puede cobre, en estos tiempos, más realidad que nunca ‘la metáfora absoluta’ -dices- pues nos encontramos perdidos sabiendo la entrada, pero ignorando la salida. No sé, quizás con tu relación al Delphos de Fortuny eso -y esto- no sea más que “un pliegue, siempre del Barroco, que no sugiere ni continuidad, ni discontinuidad sino la no discontinuidad. Y con una temporalidad marcada: lo intempestivo.” [4]

Quizás descifrar este texto, como estos últimos años, sea un código de honor, orgullo y cariño con el que seguir andando en zapatos de tacón, o en zapatillas; mostrando lo que deje cada máscara; siempre mirando y observando de la mano de esta metodología. Porque citándote -y nunca por última vez- “como enseña la semiótica y demuestran tantas narraciones lo que no tiene fin no tiene sentido”. [5]

Gracias Jorge, nos encontraremos en la frontera.

Ilustración de @delnichoalhecho

 

[1] Lozano, J. ‘Lo que parece y no es’. Disponible en: https://gescsemiotica.com/lo-que-parece-y-no-es-jorge-lozano/
[2] Lozano, J. ‘Entre’. Disponible en: https://gescsemiotica.com/entre-jorge-lozano/
[3] Lozano, J. ‘Infinito’. Disponible en: https://gescsemiotica.com/infinito-jorge-lozano/
[4] Lozano, J. ‘La metáfora del infinito’. Disponible en: https://gescsemiotica.com/la-metafora-del-laberinto-jorge-lozano/
[5] Lozano, J. ‘El fin de todas las cosas’. Disponible en: https://gescsemiotica.com/el-fin-de-todas-las-cosas-jorge-lozano/

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el pensamiento de Nuevo Campo Mediático. Puedes consultar las NORMAS DE PUBLICACIÓN aquí.

Ana Sánchez-Bayo

Graduada en Ciencias Políticas y con un máster en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en entornos multiculturales tanto en el ámbito público como en el privado.
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

El pensamiento salvaje en Lévi-Strauss (II)

Terminábamos Lo simbólico de la ciudad (I) afirmando la insoslayable y decimonónica complicidad que se halla en cada uno de los compartimentos del epítome tan manido entre Naturaleza y Cultura que se repite en la historia bajo diferentes declinaciones. Con estas breves palabras pretendemos arrojar algo de luz a un […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies